loader image
200804fortalecer-el-sistema-inmunológico.png
04/Ago/2020

  1. Hoy más que nunca  nos preocupa la salud por encima de cualquier otra cosa. Sin embargo nuestro ritmo de vida nos juega una mala pasada y nos impide centrarnos en lo que le hace bien a nuestra salud.

No tenemos tiempo para hacer deporte, o no nos apetece, comemos cualquier cosa rápida..etc.,  Todo eso repercute en nuestro sistema inmune o, lo que es lo mismo, la defensa natural del cuerpo contra las infecciones, como las bacterias y los virus.

Por ello debemos mantener nuestro cuerpo sano y fuerte, preparado para combatir y salir con éxito de cualquier batalla contra patógenos, por dura que esta sea.

Mantener un sistema inmune fuerte es la mejor defensa de nuestro organismo.

Por ello os dejamos una serie de consejos para lograr un sistema inmune fuerte y sano.

         1. Ejercítate.

Realizar ejercicio de intensidad moderada es una manera  poderosa de estimular el sistema inmunológico. Preferiblemente hay que escoger un ejercicio que sea aeróbico: caminar, nadar o ir en bicicleta.  Se debe realizar al menos 3 horas de ejercicios semanales.

El ejercicio hace que los anticuerpos y los glóbulos blancos del cuerpo circulen con mayor rapidez, lo que significa que pueden detectar y concentrarse en los virus más rápidamente.  También disminuye la hormona del estrés.

       2. Dormir bien.

«El sistema inmunológico es como tu computadora: necesita momentos de descanso para no recalentarse» Moyad.

Un sueño reparador es fundamental para lograr un sistema inmunológico fuerte.

Es importante respetar un ritmo regular de horas de sueño. Se recomienda dormir entre 6 y 8 horas, según la edad y el tipo de actividad, ya que durante éste se producen os anticuerpos que defienden al organismo.

       3. Sigue una dieta equilibrada.

«El 80% del sistema inmunológico está en el intestino, así que cuando está sano, solemos ser capaces de combatir las infecciones más rápido y mejor».

Se recomienda seguir un estilo de alimentación mediterránea:

  • Consumir frutas y verduras a diario.
  • Incorporar legumbres y semillas (granos enteros).
  • Grasas saludables que se encuentran en alimentos como pescados grasos, nueces y aceite de oliva.
  • Limitar el consumo de carne.
  • Evitar la ingesta de grasas saturadas, fritos y azúcares y harinas refinados.
  • Recomendable alimentos integrales.
  • Incluir  alimentos fermentados, como el yogur, el chucrut, el miso y el kéfir, ya que ayudan a desarrollar las bacterias buenas en el intestino, lo que, a su vez, fomenta un intestino y un sistema inmunológico saludables.

          4. Controla el estrés y mantén una actitud positiva.

Existe un fuerte vínculo entre la salud inmunológica y la salud mental. «Si tienes estrés crónocio o ansiedad, el cuerpo produce hormonas de estrés que suprimen el sistema inmunológico»

Aunque a veces no se puede evitar el estrés en la vida, es posible adoptar estrategias que ayuden a controlarlo mejor.

  • Haz una rutina diaria de ejercicios (caminar, practicar algún deporte)
  • Practica meditación consciente, yoga, etc,
  • Busca un hueco para relajarte (música, baño, etc.,)

          5. Buena hidratación.

Una buena hidratación es esencial para el mantenimiento de la termorregulación y de las funciones físicas y cognitivas, además de contribuir a la digestión, absorción y circulación de los nutrientes para alimentar las células de nuestro organismo. 

Lo ideal sería tomar de media entre 2 y 2,5 litros de agua al día para que nuestro cuerpo funcione correctamente. Las infusiones, tés, zumos y/o bebidas isotónicas también pueden ser útiles a la hora de agregar líquidos a nuestra dieta.

        6. Controla la ingesta de alcohol.

 Cuando la ingesta de alcohol es elevada, es probable que el cuerpo sufra un proceso de inmunodeficiencia, ya que el alcohol inhibe al sistema inmune.

         7. Regula la cafeína diaria.

Beber un café al día no es malo, pero el exceso de cafeína puede causar deshidratación y deteriorar el sistema inmunológico.
 

          8. Evita el tabaco.

El tabaco debilita el sistema inmune, provoca mayor riesgo de padecer enfermedades respiratorias y de corazón e interfiere en los niveles de oxígeno que llegan a cada parte de nuestro cuerpo.
 
Es importante tener siempre nuestras defensas fuertes, por ello si notas algunos de los siguientes síntomas, puede que tu sistema inmunológico esté débil.

   

Señales de un sistema inmunológico débil.

  1. Infecciones recurrentes, como amigdalítis o herpes.
  2. Enfermedades simples, pero que tardan en curarse o que se agravan fácilmente como por ejemplo la gripe.
  3. Fiebre recurrente y escalofríos.
  4.  Ojos secos con frecuencia.
  5. Cansancio excesivo.
  6. Náuseas y vómitos.
  7. Diarrea.
  8. Manchas rojas o blancas en la piel.
  9. Caída del cabello.
  10. Posibilidad de estar estresado o con falta de sueño.

Y recordar…Es importante realizarse una vez al año un chequeo médico para controlar tu salud.

En Masvitae contamos con Reconocimientos Médicos, como medicina Preventiva ( Consulta, exploración y pruebas diagnósticas), que te ofrecerán una valoración de tu estado de salud y recomendaciones para cuidarte.

Masvitae


imagen-rehabilitacion-postcovid-1024x683.jpg
09/Jun/2020

Pérdida de masa muscular, dificultad para tragar y secuelas respiratorias

Estas son algunas de las secuelas físicas que puede dejar el paso del Covid-19 por nuestro cuerpo.

Cada día son más las personas que van superando la enfermedad, y el número de recuperados supera con creces al de contagiados.

Sin embargo, esto trae consigo un nuevo episodio dentro de la enfermedad, que es la aparición de secuelas a nivel del organismo, que restan calidad de vida al paciente.

Ahora vamos entrando en la fase de «El día después de la epidemia #Covid-19».  En este momento toca atender a los pacientes que han superado la enfermedad.  ¿Cómo ayudarles a mejorar las secuelas tras el Covid?

El paciente con Covid ha tenido que luchar contra una infección, que le ha generado una agresión brutal contra el organismo. En muchos de los casos, debido a la grave afectación de la capacidad respiratoria, es necesaria la administración de ventilación mecánica del paciente. Esto se  consigue instalando un tubo endotraqueal que realiza de forma artificial la respiración del paciente, y colocando al mismo en posición de decúbito prono o ventral (boca abajo) durante un largo periodo de tiempo. Fruto de todo este proceso,  muchos de ellos pierden gran cantidad de masa muscular y salen muy debilitados.

El paciente, por tanto, se enfrenta a un proceso lento de recuperación, donde la nutrición y la rehabilitación se postulan como pilares básicos dentro de todo el procedimiento.

La nutrición, clave en la recuperación

Cuidar la nutrición es siempre importante para gozar de buena salud. Pero en el proceso de recuperación, tras el Covid, se convierte en fundamental.  Una buena nutrición refuerza el efecto positivo de los tratamientos así como, en general, nuestro sistema inmunológico.

El alimento es la «gasolina» de nuestro cuerpo. Pero no se trata de sumar calorías porque sí, sino que la dieta debe ser adecuada y personalizada en la recuperación del paciente. Hay que determinar «qué gasolina» le hace falta a cada enfermo.

 Es de suma importancia ajustar macronutrientes (sobre todo la ingesta de proteínas, básica en la construcción de nueva masa muscular) y micronutrientes (vitaminas, sales). Todo ello facilitará una pronta recuperación y un estado óptimo de salud.

Otro problema para los pacientes que han estado con respirador, surge cuando son extubados.

 Es probable que durante el proceso se produzca algún daño en las estructuras que se encargan de la deglución. Por tanto es probable que el paciente  presente disfagia (incapacidad o dificultad para tragar e ingerir alimentos sólidos). Esto conlleva a la necesidad de adaptación de la dieta basada en alimentos triturados que sean más fáciles de ingerir y metabolizar por parte del paciente.

#Rehabilitación motora

La fisioterapia también se convierte en una de las claves en la recuperación tras el Covid-19.

Tan solo hay que pensar en la pérdida de masa muscular , de fuerza y de capacidad cardiopulmonar que sufren estos pacientes y el impacto que esto genera en el desarrollo de sus actividades básicas diarias.

A través del trabajo fisioterapéutico, los pacientes pueden volver a realizar sus actividades con independencia, siendo especialmente útil en poblaciones de edad avanzada o con patologías previas.

En primer lugar se hace una valoración del paciente y establecer un buen diagnóstico en fisioterapia, para establecer cuáles son las necesidades primordiales del paciente (mejora del rango de movimiento o ROM, necesidad de ganar fuerza y/o masa muscular, equilibrio, propiocepción, y un largo etcétera). A partir de ahí se podrá determinar qué tipo de ejercicios serían los recomendables.

En todo momento, es el fisioterapeuta el profesional encargado de la dosificación y adaptación del ejercicio al paciente

#Rehabilitación respiratoria

La infección respiratoria producida por COVID-19 es una enfermedad altamente contagiosa que causa disfunción respiratoria y física.

Una vez que el paciente supera la fase aguda de la enfermedad,  la Fisioterapia respiratoria adquiere un papel vital y será fundamental para mejorar la salud de muchos de los pacientes que han sido afectados por el coronavirus.

A día de hoy, ya se han publicado estudios donde se indica una pérdida de capacidad pulmonar de entre un 20 y 30%.

Con las técnicas de fisioterapia respiratoria  se trabaja la resistencia y la capacidad pulmonar, al tiempo que se les enseña a respirar correctamente para disminuir la sensación de disnea (falta de aire), y se preserve la función pulmonar.

En masvitae contamos con un equipo multidisciplinar de especialistas: Nutricionista, fisioterapeutas, psicólogos, traumatólogos, etc., así como el uso de diferentes técnicas como hidroterapia, acupuntura, etc., que le ayudarán en la #recuperación total tras el #Covid-19.

Masvitae

 


20200410-alimentacion-en-confinamiento-1024x729.jpg
10/Abr/2020

Si quieres que tu menú sea saludable durante este período en casa debido al coronavirus, te echamos una mano.

Tener una alimentación sana y equilibrada es lo que nos recomiendan los expertos para tener un buen funcionamiento de nuestro organismo.

En estos días de confinamiento debemos seguir con estas pautas pero teniendo aún más precaución con los alimentos que llevamos a nuestra mesa.

A continuación os damos algunos consejos para llevar estos días “en casa”, lo más saludable posible, pero al mismo tiempo disfrutando.

  • Planificar un menú semanal

Nos ayudará a tener claro el menú que vamos a elaborar cada día, de esta manera evitaremos comer lo primero que pillemos. Cuando no disponemos de esta guía, tendemos a realizar dietas monótonas, repitiendo alimentos que por regla general suelen ser más calóricos (Ej.: Precocinados, pastas con salsas, fritos, etc.), olvidándonos de otros alimentos imprescindibles para una buena salud.

Con este menú semanal será más sencillo hacernos la lista de la compra. Y así  contribuir también a las recomendaciones de salir “sólo” una vez a la semana.

  • ¿Cómo debe ser nuestro Menú?

    Realizaremos entre 4-5 comidas al día, en el que se incluye:

  1. Desayuno
  2.  Media mañana (la podremos saltar si pasan pocas horas entre una comida y otra).
  3. Comida
  4. Merienda
  5.  Cena.

En este menú no deben faltar las frutas y verduras (lo ideal        serían 5 raciones entre frutas y verduras al día).

Ejemplo: 2 raciones de verduras que podemos incorporar en la      comida y en la cena y, 3 piezas de frutas que se incluirán a lo largo del día).

Debe contener también legumbres: (2-3 veces por semana) y cereales (Ej.: Arroz, pasta, pan, etc.), a ser posible integrales (incluirlo todos los días).

El grupo de las proteínas también son importante, incluyendo el pescado, carne (preferiblemente que sean magras) y huevos.

La grasa es otro de los nutrientes esenciales para una buena salud. Se recomienda como grasa principal el aceite de oliva virgen extra. Pero también podemos disfrutar de otras muy  saludables procedentes también de origen vegetal.                                                Ej.: Frutos secos (consumirlos NO fritos), aguacate, semillas,               etc.

  • ¿Debo consumir las mismas cantidades que tomaba antes del confinamiento?

En estado de confinamiento nuestro gasto calórico es inferior al habitual. Nuestra actividad está limitada a estar dentro de casa, por lo que nuestra alimentación debe ajustarse a ello.

La alimentación debe estar compuesta por los grupos de alimentos nombrados pero, al mismo tiempo, debemos controlar un poco más las raciones de consumo.

Por una parte hay que controlar la “Cantidad” de comida que          ingerimos para que nuestro peso se mantenga. Por otra parte  la  “Calidad” del alimento, que nos ayudará a evitar la aparición de diferentes patologías.                                                                            (Ejemplo: Sobrepeso u obesidad, hipertensión arterial, diabetes, enfermedad cardiovascular, etc..).

  • Actividad Física

Una gran aliada para mantener nuestra salud a raya, es la actividad física.

Sería recomendable, junto con esa alimentación equilibrada, que practiquemos todos los días algo de ejercicio físico. Nos  ayudará a mantener nuestro peso, a evitar posibles patologías y tener nuestra mente en forma.

  • Disfrutar de los pequeños placeres

Ya es un gran esfuerzo el que estamos haciendo de “quedarnos en casa”. Por lo que, si nos marcamos una buena rutina de alimentación, nos podemos permitir un pequeño capricho durante el fin de semana  Esto nos ayudará por una parte a marcarnos una rutina (imprescindible durante el confinamiento), y por otra, se nos   hará más llevadero este período.

Mª del Pilar Camino Melo

Nutricionista de Masvitae


Logo Masvitae Trimmed 2900px 300px_inch

"La salud no lo es todo, pero sin ella todo lo demás es nada."

© Copyright 2020. RVSolutions.

Abrir chat
1
Bienvenido a Masvitae! ???? ¿En qué podemos ayudarte?