loader image
vitamina-d-scaled-1200x798.jpg
27/Nov/2020



¿Dónde podemos encontrar la vitamina D? ¿Cuáles son los alimentos con vitamina d? Te lo resolvemos.

¿Donde se encuentra la vitamina D?

La vitamina D  es una de las vitaminas liposolubles imprescindibles para nuestro cuerpo.
La podemoos obtener de dos maneras:

  • Los rayos solares.
  • Los alimentos.

La fuente principal de vitamina d no se come…¿sabes cúal es? El sol. Los rayos de sol son una fantástica fuente de vitamina D. Más de un 90% de esta vitamina la obtenemos a través de los rayos solares.
La vitamina d se sintetiza a través de la piel.
Por otro lado, un 10% la obtenemos a través de una gran cantidad de alimentos con vitamina d.
 

Esto quiere decir que, ?? ??????? ???? ? ????? ?? ????? ?? ??? ? ?? ??????? ??????? ?? ??????? ?? ?í?, ????????? ???????? ???????? ???????? ?? ???????? ?.

vitamina d, la vitamina del sol

 

¿Para qué sirve?

La vitamina D juega un papel esencial  en el buen funcionamiento del organismo. Su función principal es ayudar al cuerpo a la absorción y el mantenimiento de los niveles de calcio, uno de los minerales esenciales para la formación de los huesos.  
 
En la infancia el cuerpo utiliza estos minerales para producir y mantener el sistema óseo.
La deficiencia de vitamina D puede llevar a osteoporosis en adultos.
 
Dada la gran cantidad de funciones que desempeña, esta vitamina se necesita en grandes cantidades. Por ello debemos tomarla diariamente.
 
 

Estos son los principales alimentos con vitamina D.

  • Pescados azules: como el salmón, la caballa, la trucha, el bonito o las sardinas. 
  • La yema de huevo. Contiene una cantidad importante de vitaminas D, A, E, B12, B6, B2 y B1.
  • Vísceras: Como el hígado. Pero su consumo debe ser ocasional porque suma colesterol y grasas saturadas.
  • La leche y los cereales fortificados.
  • Setas: las setas y champiñones son los vegetales que más vitamina D contienen   cuando son expuestos a la luz ultravioleta.
  • Bebidas vegetales: Avena, soja, etc., también contiene vitamina D agregada, así como algunos yogures y margarinas.
  • Espirulina y algas.

Cantidad diaria recomendada

La cantidad diaria recomendada de vitamina D según recomienda el Comité de Nutrición y de Alimentos es:

  • Para niños de hasta 12 meses: 400 UI (unidades internacionales).
  • Personas entre 1 y 70 años 600 UI.
  • Mayores de 70 años , 800 UI .
  • Las embarazadas o en periodo de lactancia necesitan también 600 UI  diarias. 

¿Tengo déficit de vitamina D?

El déficil de vitamina D puede estar motivado por: 

  • Escasa exposición a los rayos del sol.
  • Tomar medicamentos antiflamatorios o para el colesterol, tener enfermedades o problemas metabólicos.
  • Las personas mayores pueden tener mayor déficit porque al envejecer la piel sintetiza peor esta vitamina.
  • Alimentación pobre en vitamina D.

Síntomas por déficit

  • Cansancio
  • Desánimo
  • Cambios de humor
  • Ansiedad
  • Insomnio
  • Debilidad muscular
  • Visión borrosa, entre otros.
  • Y, a largo plazo, se pueden producir enfermedades como el raquitismo en los niños o alergias, infecciones respiratorias, fracturas, reuma y osteoporosis en adultos.

Para evitar estos problemas, se recomienda  acudir al médico para que mida nuestros niveles de vitamina D y considere, si es necesario, la posibilidad de añadir suplementos a la alimentación.

Equipo Masvita7


pies-verano-1024x683.jpg
21/Ago/2020

Ir a la playa es unos de los grandes placeres que nos podemos dar cuando llega el verano.                                                   Bañito, tomar el sol con precaución, descansar y pasear por la orilla. ¿A quién no le gusta caminar descalzo por la arena de la playa?. ¿Pero es tan bueno como dicen? Analizamos cuáles son sus beneficios e inconvenientes así como algunos consejos y recomendaciones de esta práctica tan habitual.

Beneficios de caminar por la orilla del mar

  • Trabaja nuestros músculos, especialmente los de las piernas, tonificando así huesos, articulaciones y musculatura.. Además, favorece nuestro sistema cardiovascular, al estimularlo con ejercicio y con el propio contacto de la piel con la arena, que activa el flujo sanguíneo y ayuda a evitar por ejemplo la aparición de varices.
  • Beneficia nuestro sistema nervioso.

El contacto de la planta del pie con la arena favorece la relajación y propicia un efecto sedante disminuyendo la ansiedad y el estrés.

  • La arena de la playa es además un excelente exfoliante natural.

La sal y otros minerales del agua del mar también exfoliarán tus pies y tus piernas, que estarán mucho más suaves después de la caminata.

  • Caminando por la arena y además sobre las olas del mar, conseguimos de manera natural los beneficios del agua del mar, que contiene minerales como el yodo o el sodio que previenen el envejecimiento y ayudan a la hidratación.     
  • Activa el sistema circulatorio favoreciendo los problemas vasculares: varices, hinchazón de tobillos  o los edemas en las piernas.
  • Aprovechar los beneficios del sol.

Una de las principales vías por las que el cuerpo obtiene vitamina D,-además de la alimentación, es la exposición a la luz solar.  Pasear por la orilla de la playa nos ayuda a conseguir ese aporte Por supuesto siempre usando la correcta protección solar.

  • Respirar aire puro.

Hacer ejercicio en la playa o en la montaña nos ayuda a respirar aire mucho más puro. La oxigenación que obtendremos será mucho mayor, mejorando nuestra salud general.

Precauciones y recomendaciones para caminar por la orilla del mar.

  • Horario para caminar

Evitar las horas centrales del día para caminar por la playa, intentando hacerlo al principio o al final del día.

  • Uso de crema solar

Debemos aplicar crema solar protectora en todo nuestro cuerpo, incluido el dorso de los pies, especialmente la zona del arco plantar, debido a que puede sufrir quemaduras solares si caminamos sobre arena con temperaturas elevadas.                                                                   La arrugas, las manchas, el envejecimiento prematuro son algunas de las consecuencias del sol en la piel.

  • Cuidado al andar descalzo.

Hay que prestar mucha atención de dónde pisamos.

Está comprobado que andar descalzo es muy beneficioso porque el pie se encuentra en su máximo confort, pero hay que tener cuidado con las superficies sobre las que se camina y los obstáculos, especialmente las personas con alguna patología, como los diabéticos, que tienen menor sensibilidad y pueden dañarse la piel sin notarlo.

Las largas caminatas por la playa generan fatiga muscular en las piernas (habitual en  gemelos) y en los pies (habitual en la fascia plantar). Esto se debe al exceso de amortiguación de la arena y a la falta de fuerzas de reacción del suelo que ayudan a la marcha.

 
  • Evitar planos inclinados.

El mayor incoveniente que nos encontraremos al caminar por la orilla es la inclinación.

La mayoría de las orillas de nuestras playas no son planas completamente, por lo tanto, al caminar sobre ellas estamos desequilibrando nuestro cuerpo, obligando a nuestras articulaciones a trabajar en una angulación que no es normal para ellas y obligando a una de las piernas a soportar más peso que la otra. Esto puede provocar dolor en las articulaciones (tobillos, rodillas, cadera) y en la espalda, empeora la pronación y puede provocar fascitis plantar (dolor de la planta del pie).

  • Hidratación

Tras una caminata por la arena, antes de acostarnos por la noche, debemos cuidar e hidratar nuestra piel con cremas específicas para el pie.

  • Caminar mejor por la orilla

Si nos centramos puramente en la actividad de caminar en la playa, debemos diferenciarla en dos:

  1. – Arena blanda
  2. Arena que está sumergida en los primeros metros de mar.
  3. – Orilla
  • 1 y 2. Tanto la arena blanda como la que está sumergida en los primeros metros del mares es una superficie que presentan ondulaciones, es inestable e irregular.

Estas características van a hacer que cuando caminemos descalzos por ella, toda nuestra musculatura tenga que realizar un esfuerzo mayor para mantener la estabilidad de nuestro cuerpo principalmente en la articulación del tobillo.

También nos genera una mayor tensión tanto en la planta del pie como en toda nuestra musculatura posterior,  lo que nos puede generar algunas lesiones como fascitis plantar, sobrecargas en gemelos, problemas en tendón de Aquiles, etc… algo que en determinadas ocasiones puede ser beneficioso para rehabilitación o fortalecimiento de ciertas estructuras, pero en otros casos puede ser el causante de lesión.

Por otro lado la alta capacidad de amortiguación que presenta es beneficiosa a la hora de proteger nuestras articulaciones de los impactos.

No es, por tanto, el sitio idóneo para pasear, sobre todo si se trata de personas de avanzada edad.

  • 3. La orilla es la zona más aconsejable si queremos dar un paseo, pues la arena presenta una mayor consistencia y el pie no se hunde al caminar. Así se evitan los problemas anteriores, es decir, el aumento de la tensión muscular y la inestabilidad. Aunque surge otro: la inclinación del terreno. «La orilla de la playa no es plana.

Reflexión final

Como reflexión final debemos pensar que no todo es bueno para todo el mundo.  Para algunas personas puede ser beneficiosa esta práctica, mientras que, para otras puede resultar muy perjudicial.

Ante cualquier mínima molestia recomendamos acudir al podólogo para que le realice un estudio biomecánico  que indicará si es aconsejable o no esos paseos por la playa.

Masvitae


200804fortalecer-el-sistema-inmunológico.png
04/Ago/2020

  1. Hoy más que nunca  nos preocupa la salud por encima de cualquier otra cosa. Sin embargo nuestro ritmo de vida nos juega una mala pasada y nos impide centrarnos en lo que le hace bien a nuestra salud.

No tenemos tiempo para hacer deporte, o no nos apetece, comemos cualquier cosa rápida..etc.,  Todo eso repercute en nuestro sistema inmune o, lo que es lo mismo, la defensa natural del cuerpo contra las infecciones, como las bacterias y los virus.

Por ello debemos mantener nuestro cuerpo sano y fuerte, preparado para combatir y salir con éxito de cualquier batalla contra patógenos, por dura que esta sea.

Mantener un sistema inmune fuerte es la mejor defensa de nuestro organismo.

Por ello os dejamos una serie de consejos para lograr un sistema inmune fuerte y sano.

         1. Ejercítate.

Realizar ejercicio de intensidad moderada es una manera  poderosa de estimular el sistema inmunológico. Preferiblemente hay que escoger un ejercicio que sea aeróbico: caminar, nadar o ir en bicicleta.  Se debe realizar al menos 3 horas de ejercicios semanales.

El ejercicio hace que los anticuerpos y los glóbulos blancos del cuerpo circulen con mayor rapidez, lo que significa que pueden detectar y concentrarse en los virus más rápidamente.  También disminuye la hormona del estrés.

       2. Dormir bien.

“El sistema inmunológico es como tu computadora: necesita momentos de descanso para no recalentarse” Moyad.

Un sueño reparador es fundamental para lograr un sistema inmunológico fuerte.

Es importante respetar un ritmo regular de horas de sueño. Se recomienda dormir entre 6 y 8 horas, según la edad y el tipo de actividad, ya que durante éste se producen os anticuerpos que defienden al organismo.

       3. Sigue una dieta equilibrada.

“El 80% del sistema inmunológico está en el intestino, así que cuando está sano, solemos ser capaces de combatir las infecciones más rápido y mejor”.

Se recomienda seguir un estilo de alimentación mediterránea:

  • Consumir frutas y verduras a diario.
  • Incorporar legumbres y semillas (granos enteros).
  • Grasas saludables que se encuentran en alimentos como pescados grasos, nueces y aceite de oliva.
  • Limitar el consumo de carne.
  • Evitar la ingesta de grasas saturadas, fritos y azúcares y harinas refinados.
  • Recomendable alimentos integrales.
  • Incluir  alimentos fermentados, como el yogur, el chucrut, el miso y el kéfir, ya que ayudan a desarrollar las bacterias buenas en el intestino, lo que, a su vez, fomenta un intestino y un sistema inmunológico saludables.

          4. Controla el estrés y mantén una actitud positiva.

Existe un fuerte vínculo entre la salud inmunológica y la salud mental. “Si tienes estrés crónocio o ansiedad, el cuerpo produce hormonas de estrés que suprimen el sistema inmunológico”

Aunque a veces no se puede evitar el estrés en la vida, es posible adoptar estrategias que ayuden a controlarlo mejor.

  • Haz una rutina diaria de ejercicios (caminar, practicar algún deporte)
  • Practica meditación consciente, yoga, etc,
  • Busca un hueco para relajarte (música, baño, etc.,)

          5. Buena hidratación.

Una buena hidratación es esencial para el mantenimiento de la termorregulación y de las funciones físicas y cognitivas, además de contribuir a la digestión, absorción y circulación de los nutrientes para alimentar las células de nuestro organismo. 

Lo ideal sería tomar de media entre 2 y 2,5 litros de agua al día para que nuestro cuerpo funcione correctamente. Las infusiones, tés, zumos y/o bebidas isotónicas también pueden ser útiles a la hora de agregar líquidos a nuestra dieta.

        6. Controla la ingesta de alcohol.

 Cuando la ingesta de alcohol es elevada, es probable que el cuerpo sufra un proceso de inmunodeficiencia, ya que el alcohol inhibe al sistema inmune.

         7. Regula la cafeína diaria.

Beber un café al día no es malo, pero el exceso de cafeína puede causar deshidratación y deteriorar el sistema inmunológico.
 

          8. Evita el tabaco.

El tabaco debilita el sistema inmune, provoca mayor riesgo de padecer enfermedades respiratorias y de corazón e interfiere en los niveles de oxígeno que llegan a cada parte de nuestro cuerpo.
 
Es importante tener siempre nuestras defensas fuertes, por ello si notas algunos de los siguientes síntomas, puede que tu sistema inmunológico esté débil.

   

Señales de un sistema inmunológico débil.

  1. Infecciones recurrentes, como amigdalítis o herpes.
  2. Enfermedades simples, pero que tardan en curarse o que se agravan fácilmente como por ejemplo la gripe.
  3. Fiebre recurrente y escalofríos.
  4.  Ojos secos con frecuencia.
  5. Cansancio excesivo.
  6. Náuseas y vómitos.
  7. Diarrea.
  8. Manchas rojas o blancas en la piel.
  9. Caída del cabello.
  10. Posibilidad de estar estresado o con falta de sueño.

Y recordar…Es importante realizarse una vez al año un chequeo médico para controlar tu salud.

En Masvitae contamos con Reconocimientos Médicos, como medicina Preventiva ( Consulta, exploración y pruebas diagnósticas), que te ofrecerán una valoración de tu estado de salud y recomendaciones para cuidarte.

Masvitae


Logo Masvitae Trimmed 2900px 300px_inch

"La salud no lo es todo, pero sin ella todo lo demás es nada."

© Copyright 2020. RVSolutions.

Abrir chat
1
Bienvenido a Masvitae! ???? ¿En qué podemos ayudarte?