loader image
Lunes a Jueves 09:00 a 14:00 y 16:30 a 20:30 | Viernes 09:00 - 14:00 | Sáb y Dom - Cerrado
verruga-plantar-o-papiloma1.jpg
17/Ene/2024

Los papilomas plantares, también conocidos como verrugas plantares, son una infección vírica producida por el virus del papiloma humano (VHP). Estas verrugas suelen aparecer en la planta del pie, en las áreas donde hay más presión y  se alojan en las dos primeras capas de la piel; no suele llegar a las capas más profundas. Pueden ser de distintos tamaños en función de la extensión de la lesión o el tiempo que lleve desde que se formó. Aunque generalmente son inofensivas, pueden resultar molestas y dolorosas. Por ello es importante identificarlas a tiempo y acudir al podólogo para que pueda abordarlas de manera efectiva.

Aquí te ofrecemos información sobre cómo reconocer las verrugas plantares.

Papilomas o verrugas  plantares ¿Cómo reconocerlos?

  • Aspecto físico: Las verrugas plantares suelen ser pequeñas protuberancias con una apariencia áspera y granulada. A menudo tienen puntos negros en el centro, que son pequeños vasos sanguíneos coagulados. Estos puntos se llaman «puntos negros» y son característicos de las verrugas plantares.
  • verruga plantar o papiloma
  • Ubicación: A diferencia de otras verrugas, las plantares se desarrollan en la planta del pie, donde la presión es mayor. Pueden aparecer solas o en grupos, conocidos como mosaicos. La presión constante al caminar o estar de pie puede causar dolor o molestias.
  • Dolor al caminar: Una característica común de las verrugas plantares es que pueden ser dolorosas al caminar o aplicar presión sobre ellas. Esto se debe a la compresión de la verruga entre el peso corporal y la superficie dura debajo del pie.
  • Bordes definidos: Las verrugas plantares suelen tener bordes definidos y estar rodeadas por piel engrosada. La piel circundante puede parecer más dura que el resto del pie.
  • Cambio en la textura de la piel: La piel que rodea la verruga puede volverse más gruesa y áspera. La apariencia general puede variar, pero el cambio en la textura es un signo clave.

¿Se contagian los papilomas plantares?

Sí, las verrugas plantares son contagiosas. El VPH puede propagarse de persona a persona o mediante el contacto directo con superficies contaminadas, como en suelos de piscinas, vestuarios o duchas públicas.

Las verrugas plantares son más comunes en entornos húmedos y cálidos donde el virus puede sobrevivir más tiempo. El virus puede ingresar al cuerpo a través de pequeñas lesiones o cortes en la piel, permitiendo que se desarrolle una verruga.

¿Cómo se diferencia la verruga o papiloma plantar del callo?

A mendo nos llegan pacientes pensando que tienen un callo y nos encontramos que es una verruga o papiloma plantar. Los callos y los papilomas (verrugas plantares) son dos tipos de crecimientos en la piel que pueden parecer similares en algunos aspectos, pero tienen diferencias en su origen, apariencia y tratamiento. Aquí hay una comparación para ayudarte a distinguir entre ambos:

  • Origen

Callo: Los callos son generalmente el resultado de la presión repetida o fricción en una determinada área de la piel.

Papiloma (verruga plantar): Las verrugas plantares son causadas por la infección del virus del papiloma humano (VPH).

  • Apariencia:

Callo: Los callos suelen ser áreas endurecidas y engrosadas de piel. Pueden ser de color amarillento o grisáceo y a menudo carecen de puntos negros.

Papiloma (verruga plantar): Las verrugas plantares a menudo tienen una apariencia más rugosa y pueden tener puntos negros en el centro, conocidos como «puntos negros». Estos son pequeños vasos sanguíneos coagulados.

Dolor:

Callo: Los callos no suelen ser dolorosos a menos que exista una presión significativa sobre ellos.

Papiloma (verruga plantar): Las verrugas plantares son más propensas a ser dolorosas, especialmente al caminar.

Ubicación común:

Callo: Los callos pueden desarrollarse en áreas del pie que experimentan fricción constante.

  • Papiloma (verruga plantar): Las verrugas plantares suelen aparecer en la planta del pie.

verruga o papiloma plantar y callo

Precaución

Si sospechas que tienes una verruga plantar, es recomendable no intentar eliminarla por ti mismo. Rascar o cortar la verruga puede aumentar el riesgo de propagación del virus y causar infecciones.

Conclusión

Si encuentras alguna lesión sospechosa en la planta de tu pie que cumple con las características mencionadas, es aconsejable consultar a tu podólogo   Él podrá  confirmar el diagnóstico y sugerir el mejor enfoque para el tratamiento, que puede incluir opciones como crioterapia, medicamentos tópicos o procedimientos más especializados. La pronta intervención de las verrugas plantares puede ayudar a prevenir molestias adicionales, reducir el riesgo de propagación a otras áreas del cuerpo y obtener un tratamiento más efectivo.

 

 

 

 

 

 

 


Como-quitar-dolor-de-pies-por-trabajo-1200x771.jpg
10/Jul/2023

En este artículo se discutirán algunos consejos para saber cómo quitar el dolor de pies por trabajo y mejorar la comodidad y el bienestar general.

Consejos para quitar el dolor de pies por trabajo

El dolor en los pies debido al trabajo es un problema común, especialmente para aquellos que pasan largas horas de pie o caminando en superficies duras. Este dolor puede afectar la calidad de vida y la capacidad para realizar las tareas diarias. Afortunadamente, hay varias medidas que se pueden tomar para aliviar el dolor de pies causado por el trabajo.

Hay varios consejos que puedes seguir para aliviar el dolor y la incomodidad:

  1. Cambia de posición: Si pasas mucho tiempo de pie o caminando, trata de cambiar de posición con frecuencia. Esto puede ayudar a aliviar la presión en los pies y reducir el dolor.
  2. Usa calzado cómodo y adecuado: Asegúrate de usar zapatos cómodos y adecuados para tu tipo de trabajo. Los zapatos deben tener un buen soporte para el arco y una suela suave y acolchada. También puedes considerar el uso de plantillas para proporcionar un soporte adicional.
  3. Estira los músculos de los pies: Realiza estiramientos regulares de los músculos de los pies y las pantorrillas. Esto puede ayudar a prevenir y aliviar el dolor en los pies.
  4. Aplica hielo: Si experimentas dolor e inflamación, aplicar hielo en los pies durante unos 15-20 minutos puede ayudar a reducir la inflamación y el dolor. Puedes hacer esto varias veces al día.
  5. Descansa los pies: Si es posible, toma descansos regulares durante el día para sentarte y poner los pies en alto. Esto puede ayudar a reducir la presión en los pies y aliviar el dolor.
  6. Masajea los pies: Un masaje en los pies puede ayudar a aliviar la tensión y el dolor en los músculos y los tejidos blandos. Puedes hacerlo tú mismo o considerar acudir a un masajista.
  7. Usa analgésicos: Si el dolor en los pies persiste, puedes considerar tomar analgésicos de venta libre, como el ibuprofeno, para aliviar el dolor.

En resumen, el dolor en los pies debido al trabajo puede ser un problema molesto, pero siguiendo estos consejos, puedes aliviar el dolor y la incomodidad. Si el dolor persiste o empeora, es importante buscar la opinión de un profesional médico. En este caso, en nuestra clínica contamos con un podólogo en Sevilla.

Causas del dolor de pie por el trabajo

El dolor de pies debido al trabajo puede ser causado por varias razones, entre las que se incluyen:

  • Trabajar de pie por largas horas: Las personas que trabajan en trabajos que requieren estar de pie durante largas horas, como en la industria de la hostelería, la construcción y la salud, son propensas a sufrir dolor en los pies.
  • Superficies duras: Caminar o estar de pie en superficies duras, como concreto o baldosas, durante largas horas puede causar dolor en los pies.
  • Zapatos inadecuados: El uso de zapatos que no se ajustan correctamente o que no tienen un buen soporte para el arco puede causar dolor en los pies.
  • Lesiones: Las lesiones, como esguinces o fracturas, pueden causar dolor en los pies y hacer que sea difícil caminar o estar de pie durante largas horas.
  • Problemas de postura: Una mala postura o una mala alineación del cuerpo puede causar tensión en los pies, lo que puede llevar a dolor e incomodidad.
  • Obesidad: Las personas que tienen sobrepeso u obesidad pueden tener una mayor presión en los pies, lo que puede causar dolor.
  • Problemas de circulación: Las que tienen problemas de circulación, como venas varicosas, pueden experimentar dolor en los pies.

El podólogo: un remedio frente al dolor de pies

Acudir al podólogo puede ser una excelente solución para el dolor de pies causado por el trabajo. Un podólogo es un especialista en el cuidado de los pies y puede ayudarte a aliviar el dolor y la incomodidad.

Este especialista puede realizar un examen exhaustivo de tus pies para determinar la causa del dolor. Si se trata de una lesión o un problema estructural, el podólogo puede recomendar tratamientos específicos, como fisioterapia, ortesis (plantillas personalizadas) o incluso cirugía, si es necesario.

Además, también puede ofrecer consejos útiles sobre el cuidado de los pies y la elección del calzado adecuado para el trabajo. Puede recomendar zapatos específicos que brinden un buen soporte para el arco y una suela acolchada para aliviar la presión en los pies.

Recuerda que somos una clínica de fisioterapia en Sevilla y contamos con especialistas tanto en podología como en lesiones.

Ya que estamos tratando el tema de los pies, te puede interesar cómo cuidar de los pies en verano.


230524Masvitae_blog_podologiga_Estudiodelapisada.jpg
24/May/2023

Caminar y correr son acciones naturales para la mayoría de nosotros y rara vez nos paramos a pensar si lo hacemos bien. Damos por sentado que nuestros pies hacen su trabajo correctamente. Sin embargo, al igual que no hay dos personas iguales, tampoco hay dos sujetos que caminen o corran de la misma forma. Por ello, el estudio de la pisada, también conocido como análisis de la marcha o estudio biomecánico de la pisada,  nos va a ayudar a saber cómo caminamos o corremos. ¿Y por qué es importante saberlo? Porque una una mala pisada puede generar lesiones, no solo en nuestros pies sino en otras partes de nuestro cuerpo y afectar negativamente en nuestra salud y bienestar.

¿Qué es el estudio de la pisada?

El estudio de la pisada se centra en analizar como interactúan nuestros apoyos plantares con el suelo al caminar o correr. Consiste en una exploración de los pies en posición estática y en movimiento, así como el comportamiento de rodillas, cadera y columna, entre otras estructuras.  Esto nos va a permitir poder identificar y tratar las causas biomecánicas que producen ciertas alteraciones.

Es muy usual encontrarnos pacientes con problemas del aparato locomotor que han sido generado por su forma de caminar, correr o simplemente estar en pie. Pruebas como las radiografías o las resonancias magnéticas no son capaces de diagnosticar cuál es el origen de ese problema, solo nos muestra la lesión. Por ello,  los estudios biomecánicos de la marcha o la pisada son la mejor opción para determinar las causas de dichos problemas; es decir, atajamos el problema tratándolo desde la raíz, desde el origen.

Esta prueba nos va a determinar  si existen desajustes biomecánicos en el aparato locomotor que puedan provocar lesiones a medio/largo plazo.  Además nos va a ayudar a elegir el tipo de calzado más adecuado así como el uso de plantillas personalizadas en caso necesario. Por tanto, el objetivo principal del estudio de la pisada es prevenir las lesiones que se asocian a un inadecuado apoyo del pie, de tipo muscular y osteoarticular.

¿En qué consiste?

  • Historial clínico. El objetivo el conocer al paciente y valorar su historial clínico: si tiene dolor  y cómo, si es deportista o no, que actividad física realiza, que calzado utiliza, etc., con el fin de conocer si ha sufrido lesiones importantes que debamos tener en cuenta
  • Exploración minuciosa del aparato locomotor del corredor, en estática y dinámica. Exploración táctil de espalda y piernas, en la que analizamos la postura global del cuerpo,  las tensiones musculares que se producen, así como posibles asimetrías de los miembros.
  • Estudio de la huella plantar mediante plataforma de presiones en estático y en movimiento.  Conocemos la postura del cuerpo y analizamos si existe una adecuada distribución de las presiones plantares, así otra información importante para valorar cada caso.
  • Cinta de correr. Filmación de la marcha y carrera del paciente.
  • Visionado de la filmación con el paciente en el que describimos gráficamente las alteraciones detectadas y su posible tratamiento con plantillas personalizadas, en caso necesario.

Lesiones más frecuentes

Entre las lesiones más frecuentes que encontramos originadas por una mala pisada encontramos:

  • Rodilla: condromalacia rotuliana, tendinopatía rotuliana o rodilla del corredor, inflamación de la pata de ganso, meniscopatías)
  • Cadera: cadera (síndrome del piramidal, sacroileítis, trocanteritis), espalda (lumbalgia, hernia de disco)
  • Tobillo (esguinces e inestabilidad)
  • Talón (fascitis plantar y demás talalgias) y
  • Pie (metatarsalgia, dedos en garra o juanetes).

¿Quiénes se deben realizar un estudio de la pisada?

El análisis biomecánico de la marcha o estudio de la pisada es beneficioso para cualquier persona de cualquier edad y condición física. Muchas personas piensan que sólo es útil para deportistas y corredores y esto es un mito que hay que desterrar. Todos caminamos y estamos de pies durante muchas horas al día y nuestros pies son la base de todo nuestro cuerpo. Con un estudio biomecánico se podrían mejorar problemas como dolores, caídas frecuentes (por ejemplo, en los niños), inestabilidad, fatiga muscular o dificultad para correr y andar.

Si conocemos la biomecánica del paciente a través del estudio de la pisada desde edades tempranas, podemos prevenir la aparición de muchas patologías como la desviación de los pies, piernas y espalda.

En el caso de los deportistas, el estudio de la pisada es útil especialmente para prevenir lesiones y mejorar el rendimiento. Además el podólogo deportivo le puede ayudar recomendando el calzado más adecuado, plantillas personalizadas para corregir las cargas, recomendaciones en el patrón de la marcha ejercicios de fortalecimiento o técnicas de estiramiento, entre otras.

Importancia del estudio de la pisada

¡Es de suma importancia la prevención! La prevención va a evitar que se genere una dolencia que deje a un corredor, que lleve meses preparándose para una competición, en dique seco durante una o más semanas, o que no pueda terminar la competición, con la consiguiente depresión para el deportista.

En resumen, el estudio de la pisada es una herramienta valiosa para comprender cómo nuestros pies interactúan con el suelo. Conocer nuestro tipo de pisada puede prevenir lesiones, mejorar el rendimiento deportivo y promover una mejor salud en general. Si experimentas dolor o molestias en tus pies, tobillos, rodillas o caderas, acude a un centro especializado donde el podólogo podrá realizar dicho estudio y en caso necesario te prescribirá el mejor tratamiento, que normalmente pasa por la realización de plantilla personalizada y adaptada a las necesidades de tus pies ,si es necesario..


Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda? !Escríbenos!
¡Bienvenido a Masvitae! ¿En qué podemos ayudarte?