loader image
Mavitae_Blog_Laserterapia_210415.jpg
14/Abr/2021

Actualmente es muy común el tratamiento con fisioterapia láser (laserterapia), ya que ha demostrado ser muy eficiente para tratar multitud de síntomas y patologías. Además, es una práctica muy sencilla de aplicar, segura, no invasiva e indolora, por lo que, cada vez más, es una elección por parte de los profesionales y pacientes.

¿Qué es la laserterapia?

La terapia con láser, también conocida como laserterapia, es una técnica de fisioterapia que se emplea para aliviar el dolor, reducir la inflamación y estimular la regeneración de los tejidos y las fibras. En fisioterapia implica enviar un rayo electromagnético a una zona determinada del cuerpo humano con fines terapéuticos.

Para ello se emplean ondas láser de baja frecuencia producidas por un aparato especializado. La longitud de onda y la potencia van a determinar la capacidad de penetración del láser en el tejido. A más longitud de onda, mayor capacidad de penetración. El haz de luz puede atravesar diferentes capas de la piel y ejercer su efecto en el nivel que se necesite: piel superficial, dermis, tejido celular subcutáneo, fascia muscular, músculos, tendones, ligamentos o articulación, así como también en vasos sanguíneo profundos , nervios y hueso. La emisión a baja frecuencia y la amplitud variable o continua asegura su seguridad y la posibilidad de adaptarse a la necesidad terapéutica.

 

¿Qué patologías q se pueden tratar con laserterapia en fisioterapia?

La laserterapia puede servir para tratar una gran variedad de problemas físicos, desde lesiones musculares hasta trastornos articulares degenerativos. Por eso el láser de alta intensidad es una herramienta muy útil para la fisioterapia avanzada. Se puede usar como terapia única o en combinación con otras técnicas.

  • Como tratamientos en fase aguda donde hay mucho dolor.
  • Artritis
  • Bursitis
  • Cervicobraquialgia.
  • Desgarros
  • Dislocaciones
  • Para todos los procesos que cursen dolor: Craniofacial, de articulaciones, de espalda, de hombro, lumbar
  • Edema
  • En pacientes con problemas de fascitis plantar.
  • Para tratamientos de lesiones con patologías asociadas, como la osteoporosis.
  • En el tratamiento de lesiones deportivas como desgarros musculares, contracturas o esguinces, tendones y dolor neuropático.
  • Hematomas
  • Su poder antibacteriano también hace que sea muy indicado de cara a tratar heridas abiertas, úlceras o herpes.
  • Traumas
  • Tendinitis
  • En tendinopatías de hombro y capsilutis retráctil (conocida como hombro congelado).
  • Como tratamiento de la cicatriz externa después de un proceso quirúrgico.
  • En pacientes operados de ligamento cruzado o prótesis de rodilla migando el dolor y ayudando a la cicatrización.
  • Úlceras

¿Qué beneficios aporta?

  • Ayuda en la recuperación de los síntomas dolorosos de las enfermedades músculo-esqueléticas.
  • Es una herramienta valiosa para rehabilitación, ya que favorece eficazmente la recuperación de las funciones que se vieron comprometidas por cirugía, traumas o fracturas.
  • Aumenta la actividad metabólica, con lo cual se puede reducir el tiempo de curación
  • Aumento de la circulación de la sangre por vasodilatación de capilares, venas y arterias.
  • Mejora el drenaje linfático.
  • Regeneración celular.
  • Efecto antiinflamatorio y analgésico en tejidos más sensibles de lo normal.
  • Inhibe la sensación de dolor y proporciona alivio inmediato.
  • Logra una mejor calidad de vida  pudiendo recuperar en poco tiempo las actividades diarias como el trabajo, el deporte y la vida social.

¿Cuáles son sus ventajas?

  • Reducido número de aplicaciones.
  • Sesiones de tratamiento rápidas de 3 a 10 minutos.
  • Tiene una acción simultánea inflamación-edema-dolor en un único impulso.
  • Es una terapia indolora y no invasiva.
  • No tiene contraindicaciones.

Laserterapia en Masvitae

En Masvitae usamos una Laserterapia que superar los límites de la laserterapia tradicional y aprovecha al mismo tiempo las ventajas de la baja y de la alta potencia mediante un impulso de calidad patentado.

Este está basado en dos emisiones combinadas y sincronizadas: una es asimilable, en términos de potencia, a la LLLT (Terapia láser de baja intensidad), mientras la otra tiene las características típicas de la Alta Potencia.

 

Todo el mundo puede someterse a este tratamiento ya que, como hemos citado, no tiene ninguna contraindicación. Es un proceso sencillo e indoloro. La única sensación que percibe el paciente será un aumento de la temperatura en la zona que se esté tratando. Si sufres algunas de estas patologías no dudes en contactar con tu fisioterapeuta y probar la laserterapia: comprobarás cómo consigues mejorar de forma considerable tu calidad de vida.

Equipo Masvitae


200804fortalecer-el-sistema-inmunológico.png
04/Ago/2020

  1. Hoy más que nunca  nos preocupa la salud por encima de cualquier otra cosa. Sin embargo nuestro ritmo de vida nos juega una mala pasada y nos impide centrarnos en lo que le hace bien a nuestra salud.

No tenemos tiempo para hacer deporte, o no nos apetece, comemos cualquier cosa rápida..etc.,  Todo eso repercute en nuestro sistema inmune o, lo que es lo mismo, la defensa natural del cuerpo contra las infecciones, como las bacterias y los virus.

Por ello debemos mantener nuestro cuerpo sano y fuerte, preparado para combatir y salir con éxito de cualquier batalla contra patógenos, por dura que esta sea.

Mantener un sistema inmune fuerte es la mejor defensa de nuestro organismo.

Por ello os dejamos una serie de consejos para lograr un sistema inmune fuerte y sano.

         1. Ejercítate.

Realizar ejercicio de intensidad moderada es una manera  poderosa de estimular el sistema inmunológico. Preferiblemente hay que escoger un ejercicio que sea aeróbico: caminar, nadar o ir en bicicleta.  Se debe realizar al menos 3 horas de ejercicios semanales.

El ejercicio hace que los anticuerpos y los glóbulos blancos del cuerpo circulen con mayor rapidez, lo que significa que pueden detectar y concentrarse en los virus más rápidamente.  También disminuye la hormona del estrés.

       2. Dormir bien.

«El sistema inmunológico es como tu computadora: necesita momentos de descanso para no recalentarse» Moyad.

Un sueño reparador es fundamental para lograr un sistema inmunológico fuerte.

Es importante respetar un ritmo regular de horas de sueño. Se recomienda dormir entre 6 y 8 horas, según la edad y el tipo de actividad, ya que durante éste se producen os anticuerpos que defienden al organismo.

       3. Sigue una dieta equilibrada.

«El 80% del sistema inmunológico está en el intestino, así que cuando está sano, solemos ser capaces de combatir las infecciones más rápido y mejor».

Se recomienda seguir un estilo de alimentación mediterránea:

  • Consumir frutas y verduras a diario.
  • Incorporar legumbres y semillas (granos enteros).
  • Grasas saludables que se encuentran en alimentos como pescados grasos, nueces y aceite de oliva.
  • Limitar el consumo de carne.
  • Evitar la ingesta de grasas saturadas, fritos y azúcares y harinas refinados.
  • Recomendable alimentos integrales.
  • Incluir  alimentos fermentados, como el yogur, el chucrut, el miso y el kéfir, ya que ayudan a desarrollar las bacterias buenas en el intestino, lo que, a su vez, fomenta un intestino y un sistema inmunológico saludables.

          4. Controla el estrés y mantén una actitud positiva.

Existe un fuerte vínculo entre la salud inmunológica y la salud mental. «Si tienes estrés crónocio o ansiedad, el cuerpo produce hormonas de estrés que suprimen el sistema inmunológico»

Aunque a veces no se puede evitar el estrés en la vida, es posible adoptar estrategias que ayuden a controlarlo mejor.

  • Haz una rutina diaria de ejercicios (caminar, practicar algún deporte)
  • Practica meditación consciente, yoga, etc,
  • Busca un hueco para relajarte (música, baño, etc.,)

          5. Buena hidratación.

Una buena hidratación es esencial para el mantenimiento de la termorregulación y de las funciones físicas y cognitivas, además de contribuir a la digestión, absorción y circulación de los nutrientes para alimentar las células de nuestro organismo. 

Lo ideal sería tomar de media entre 2 y 2,5 litros de agua al día para que nuestro cuerpo funcione correctamente. Las infusiones, tés, zumos y/o bebidas isotónicas también pueden ser útiles a la hora de agregar líquidos a nuestra dieta.

        6. Controla la ingesta de alcohol.

 Cuando la ingesta de alcohol es elevada, es probable que el cuerpo sufra un proceso de inmunodeficiencia, ya que el alcohol inhibe al sistema inmune.

         7. Regula la cafeína diaria.

Beber un café al día no es malo, pero el exceso de cafeína puede causar deshidratación y deteriorar el sistema inmunológico.
 

          8. Evita el tabaco.

El tabaco debilita el sistema inmune, provoca mayor riesgo de padecer enfermedades respiratorias y de corazón e interfiere en los niveles de oxígeno que llegan a cada parte de nuestro cuerpo.
 
Es importante tener siempre nuestras defensas fuertes, por ello si notas algunos de los siguientes síntomas, puede que tu sistema inmunológico esté débil.

   

Señales de un sistema inmunológico débil.

  1. Infecciones recurrentes, como amigdalítis o herpes.
  2. Enfermedades simples, pero que tardan en curarse o que se agravan fácilmente como por ejemplo la gripe.
  3. Fiebre recurrente y escalofríos.
  4.  Ojos secos con frecuencia.
  5. Cansancio excesivo.
  6. Náuseas y vómitos.
  7. Diarrea.
  8. Manchas rojas o blancas en la piel.
  9. Caída del cabello.
  10. Posibilidad de estar estresado o con falta de sueño.

Y recordar…Es importante realizarse una vez al año un chequeo médico para controlar tu salud.

En Masvitae contamos con Reconocimientos Médicos, como medicina Preventiva ( Consulta, exploración y pruebas diagnósticas), que te ofrecerán una valoración de tu estado de salud y recomendaciones para cuidarte.

Masvitae


200623-teletrabajo-y-dolor-de-espalda-1024x1024.jpg
23/Jun/2020

Guía rápida para trabajar desde casa en tiempos del Coronavirus

Coronavirus y teletrabajo

Ante la actual crisis causada por el Covid-19, son muchas las empresas que se han tenido que adaptar de manera forzosa e implantar entre sus trabajadores  un nuevo sistema de trabajo: el teletrabajo.

Si bien en muchos países este modelo de trabajo funciona con bastante eficacia desde hace tiempo, en España aún vamos un paso por detrás.

Mucho se habla de los beneficios del teletrabajo:

  • Ahorro de tiempo y recursos.
  • Mejor conciliación familiar…

Pero también, como cualquier cosa en la vida, tiene aspectos negativos que deben ser analizados minuciosamente.

Por ello, debido a la implantación rápida y forzosa, ha sido bastante difícil adaptar de forma óptima los puestos de trabajo en el hogar, apareciendo en muchos casos lesiones derivadas de un mal uso y desempeño de la actividad profesional.

Cómo molestias más frecuentes, nos encontramos dolor de espalda (de tipo cervical, lumbar), dolor de cabeza, mareos frecuentes, pérdida de fuerza y sensibilidad en las manos, hormigueos, y un largo etcétera.

Ante esta problemática, son muchos los pacientes que nos han solicitado consejos/ayuda para poder solventar esta problemática y mejorar así su calidad de vida y desempeño profesional en casa.

Por tanto,  ¿Qué podemos hacer?

    1. Date tiempo

Lo primero que debes conocer, es que el cuerpo humano precisa de un cierto tiempo para adaptarse a una actividad a la que no está acostumbrado. Así pues, puede llegar a ser incluso normal que aparezcan ciertas molestias en la espalda al principio. Paciencia.

     2. Cuida y mima tu entorno.

Trabajar en casa no significa trabajar de cualquier manera. Al igual que cuando acudías a la oficina, debes controlar aspectos y detalles al máximo. La iluminación de tu puesto, el aislamiento de estímulos auditivos, distractores,  la ergonomía de tu silla, escritorio, altura de la pantalla, colocación del ratón y teclado. Todos los detalles son importantes. Asegúrate de cuidarlos.

      3. Movimiento como medicina

Debes recordar que el pasar ocho horas sentadas al día va en contra de la fisiología del cuerpo humano. Estamos diseñados para el movimiento.

Por ello, debes recordar regalar movimiento a tu cuerpo a diario. Si estás trabajando durante ocho horas seguidas, asegúrate de moverte al menos cinco-diez minutos cada hora que permanezcas sentado.

Ponte de pie, haz pequeños movimientos en tus articulaciones, realiza algún estiramiento. O prueba a hacer  unas sentadillas, flexiones. Todo vale con tal de que te mantengas activo. Eleva un poco tus pulsaciones, trabaja tus músculos, oxigena tus pulmones.

Lo ideal es que al final de tu jornada de trabajo, dediques al menos entre treinta minutos y una hora a ejercitarte: Pilates, yoga, salir a correr, hacer pesas . El objetivo final es mantenerte activo. Te aseguramos  que un cuerpo activo tiene una menor predisposición a lesionarse.

      4. No hagas trampas

Trabajar desde casa no es sinónimo a trabajar desde el sofá  o la cama. Primero, tu mente tiene asociado estos lugares a zonas de descanso, por lo que este fuerte anclaje desencadenará automáticamente un respuesta de relajación en tu cuerpo .  Somnolencia, menor rendimiento. A todo eso le sumamos la mala postura que adoptarás.

Recuerda

La promoción de Tu salud debe ser una premisa básica en el desempeño de tu actividad laboral. En el caso del teletrabajo, más aún si cabe. Debes cuidar tu entorno, el material del que dispones, e incluso factores externos como el ruido y elementos distractores.

Invierte en material de calidad ( escritorio, teclado, ratón).  No olvides de regalarte movimiento, tu cuerpo siempre lo va a agradecer.

Y como siempre recordamos, en caso de alguna lesión, molestia o enfermedad que se escape de tu control, acude a tu profesional cualificado de confianza.

                Deposita tu salud en buenas manos.

Ismael Romero

Fisioterapeuta en Masvitae

Nº Colegiado 41-5418


Logo Masvitae Trimmed 2900px 300px_inch

"La salud no lo es todo, pero sin ella todo lo demás es nada."

© Copyright 2020. RVSolutions.

Abrir chat
1
Bienvenido a Masvitae! ???? ¿En qué podemos ayudarte?