loader image
Fortalecer el sistema inmunológico ya que es la mejor defensa de nuestro organismo

Consejos para fortalecer nuestro sistema inmunológico.

  1. Hoy más que nunca  nos preocupa la salud por encima de cualquier otra cosa. Sin embargo nuestro ritmo de vida nos juega una mala pasada y nos impide centrarnos en lo que le hace bien a nuestra salud.

No tenemos tiempo para hacer deporte, o no nos apetece, comemos cualquier cosa rápida..etc.,  Todo eso repercute en nuestro sistema inmune o, lo que es lo mismo, la defensa natural del cuerpo contra las infecciones, como las bacterias y los virus.

Por ello debemos mantener nuestro cuerpo sano y fuerte, preparado para combatir y salir con éxito de cualquier batalla contra patógenos, por dura que esta sea.

Mantener un sistema inmune fuerte es la mejor defensa de nuestro organismo.

Por ello os dejamos una serie de consejos para lograr un sistema inmune fuerte y sano.

         1. Ejercítate.

Realizar ejercicio de intensidad moderada es una manera  poderosa de estimular el sistema inmunológico. Preferiblemente hay que escoger un ejercicio que sea aeróbico: caminar, nadar o ir en bicicleta.  Se debe realizar al menos 3 horas de ejercicios semanales.

El ejercicio hace que los anticuerpos y los glóbulos blancos del cuerpo circulen con mayor rapidez, lo que significa que pueden detectar y concentrarse en los virus más rápidamente.  También disminuye la hormona del estrés.

       2. Dormir bien.

“El sistema inmunológico es como tu computadora: necesita momentos de descanso para no recalentarse” Moyad.

Un sueño reparador es fundamental para lograr un sistema inmunológico fuerte.

Es importante respetar un ritmo regular de horas de sueño. Se recomienda dormir entre 6 y 8 horas, según la edad y el tipo de actividad, ya que durante éste se producen os anticuerpos que defienden al organismo.

       3. Sigue una dieta equilibrada.

“El 80% del sistema inmunológico está en el intestino, así que cuando está sano, solemos ser capaces de combatir las infecciones más rápido y mejor”.

Se recomienda seguir un estilo de alimentación mediterránea:

  • Consumir frutas y verduras a diario.
  • Incorporar legumbres y semillas (granos enteros).
  • Grasas saludables que se encuentran en alimentos como pescados grasos, nueces y aceite de oliva.
  • Limitar el consumo de carne.
  • Evitar la ingesta de grasas saturadas, fritos y azúcares y harinas refinados.
  • Recomendable alimentos integrales.
  • Incluir  alimentos fermentados, como el yogur, el chucrut, el miso y el kéfir, ya que ayudan a desarrollar las bacterias buenas en el intestino, lo que, a su vez, fomenta un intestino y un sistema inmunológico saludables.

          4. Controla el estrés y mantén una actitud positiva.

Existe un fuerte vínculo entre la salud inmunológica y la salud mental. “Si tienes estrés crónocio o ansiedad, el cuerpo produce hormonas de estrés que suprimen el sistema inmunológico”

Aunque a veces no se puede evitar el estrés en la vida, es posible adoptar estrategias que ayuden a controlarlo mejor.

  • Haz una rutina diaria de ejercicios (caminar, practicar algún deporte)
  • Practica meditación consciente, yoga, etc,
  • Busca un hueco para relajarte (música, baño, etc.,)

          5. Buena hidratación.

Una buena hidratación es esencial para el mantenimiento de la termorregulación y de las funciones físicas y cognitivas, además de contribuir a la digestión, absorción y circulación de los nutrientes para alimentar las células de nuestro organismo. 

Lo ideal sería tomar de media entre 2 y 2,5 litros de agua al día para que nuestro cuerpo funcione correctamente. Las infusiones, tés, zumos y/o bebidas isotónicas también pueden ser útiles a la hora de agregar líquidos a nuestra dieta.

        6. Controla la ingesta de alcohol.

 Cuando la ingesta de alcohol es elevada, es probable que el cuerpo sufra un proceso de inmunodeficiencia, ya que el alcohol inhibe al sistema inmune.

         7. Regula la cafeína diaria.

Beber un café al día no es malo, pero el exceso de cafeína puede causar deshidratación y deteriorar el sistema inmunológico. 

          8. Evita el tabaco.

El tabaco debilita el sistema inmune, provoca mayor riesgo de padecer enfermedades respiratorias y de corazón e interfiere en los niveles de oxígeno que llegan a cada parte de nuestro cuerpo. Es importante tener siempre nuestras defensas fuertes, por ello si notas algunos de los siguientes síntomas, puede que tu sistema inmunológico esté débil.

   

Señales de un sistema inmunológico débil.

  1. Infecciones recurrentes, como amigdalítis o herpes.
  2. Enfermedades simples, pero que tardan en curarse o que se agravan fácilmente como por ejemplo la gripe.
  3. Fiebre recurrente y escalofríos.
  4.  Ojos secos con frecuencia.
  5. Cansancio excesivo.
  6. Náuseas y vómitos.
  7. Diarrea.
  8. Manchas rojas o blancas en la piel.
  9. Caída del cabello.
  10. Posibilidad de estar estresado o con falta de sueño.

Y recordar…Es importante realizarse una vez al año un chequeo médico para controlar tu salud.

En Masvitae contamos con Reconocimientos Médicos, como medicina Preventiva ( Consulta, exploración y pruebas diagnósticas), que te ofrecerán una valoración de tu estado de salud y recomendaciones para cuidarte.

Masvitae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calle Garcia Lorca, 24, 41806 Umbrete, Sevilla

Llámanos

Llámanos

955 71 59 90

Contacta con nosotros

Contacta con nosotros

info@masvitae.com

Pide Cita Online

Pide Cita Online

Pide cita

Abrir chat
1
Bienvenido a Masvitae! ???? ¿En qué podemos ayudarte?