loader image
220703Masvitae_postblog_nutricion_portadamenusemanaljunio.jpg
04/Jul/2022

Nuestro objetivo es que cuides tu salud !! Por ello esta semana te traemos un menú semanal de verano. Es un menú basal para que hagas frente al calor con recetas sencillas y sin dejar de cuidarte. Si quieres ponerlo en práctica, ¡continúa leyendo!

Menú semanal verano
Menú semanal verano

Lunes

Desayuno

Café con leche semidesnatada o bebida vegetal.

Tostada de pan integral con humus de garbanzo.

Almuerzo

– Crema de calabacín y puerros
– Magro de cerdo guisado con verduras y champiñones salteados.
– Fruta del tiempo: plátano
– Pan ecológico

Merienda

Frutos secos

Cena

Merluza a la plancha con pisto de verduras.

Yogur

Menú semanal de verano - Merluza plancha con pisto de verduras

Martes

Desayuno

Porridge o gachas de avena. (200 gr de copos de avena, leche vegetal, chocolate negro rallado , plátano picado y canela.

Menú semanal de verano - Porridge

Almuerzo

– Ensalada de garbanzos con huevo duro, pimiento del piquillo, tomate y pepino.
– Filete de limanda  o lenguado con calabacín salteado.
– Fruta del tiempo: sandía
– Pan integral

 

Merienda

Macedonia de frutas de temporada

Cena

Pechuga de pollo a la plancha

Guisantes con jamón.

Yogur

Miércoles

Desayuno

Café con leche semidesnatada o leche vegetal.

Tostada de pan integral con aceite de oliva, tomate y queso fresco.

Almuerzo

Macarrones a la boloñesa.

Ensalada mixta.

Merienda

Yogur con melocotón y nueces.

Cena

Berenjenas rellenas de atún, tomate natural y mozzarella fresca.

Fruta: Manzana

Menú semanal de verano - Berenjena rellena

Jueves

Desayuno

Batido de yogur con frutos rojos acompañado de coco rallado y frutos secos.

Almuerzo

Gazpacho con fruta y verdura de temporada picada al gusto.

Menú semanal de verano - Gazpacho con fruta y verdura picada.

Bacalao al horno con ajitos.

Pan ecológico

Fruta del tiempo: melón.

Merienda

Trocito de bizcocho casreo.

Cena

Revuelo de huevo, jamón y champiñones.

Fruta de temporada: cerezas

Viernes

Desayuno

Café con leche semidesnatada o leche vegetal.

Tostada de pan integral con aceite de oliva, aguacate y semillas.

Almuerzo

Fritura de pescado variada (boquerones, calamares..)

Ensalada de pimientos.

Merienda

Tortita de maiz

Cena

Tortillita de calabacín.

Tomate aliñado

Yogur

Menú semanal de verano - Tortilla de calabacín y tomate aliñado

Sábado

Desayuno

Descafeinado con leche semidesnatada o leche vegetal

Tortitas de avena:

  •  60 g. de harina de avena
  •  1 cucharadita de postre de polvo para hornear o levadura química tipo royal
  •  1 plátano maduro
  •  2 huevos
  •  30 ml. de leche vegetal o semidesnatada.
  • Menú semanal de verano - Tortitas de avena

Almuerzo

Sopa de picadillo

Pinchitos de pollo con patatas al vapor

Ensalada mediterránea:

  • Huevo
  • Tomate
  • Lechuga
  • Zanahoria
  • Aceitunas
  • Atún
  • Vinagre
  • Sal
  • Aceite

Fruta de temporada: melón

Merienda

Yogur con frambuesas

Cena

Pizza casera de jamón, champiñones y atún.

Fruta de la temporada: Pera

 

Domingo

Desayuno

Zumo de naranja

Tortilla con queso rallado, jamón y champiñones.

Almuerzo

– Paella mixta con verduras y pollo.

– Ensalada tropical: Lechuga, piña, zanahoria rallada, maíz dulce, aceite, vinagre de manzana y sal.

-Fruta de temporada: sandia

Merienda

Macedonia de frutas de temporada

Cena

Wok de ternera y verduras.

Yogur.

Recomendaciones para un menú semanal de verano

  • Este es una propuesta de menú basal. Siempre recomendamos adaptar cada menú a las condiciones individuales de cada persona: gasto calórico, enfermedades, edad, etc.,  No todos debemos ingerir el mismo tipo ni la misma cantidad de alimentos. Siempre que vayas a emprender un cambio en tu alimentación asesórate de especialistas para asegurarte que sigues una alimentación equilibrada y con todos los aportes nutricionales necesarios.
  • Organiza tu comida de la semana con un planificador de menús, conseguirás ahorrar mucho tiempo y dinero. De esta forma dispondrás de todos los ingredientes y comerás más saludable.
  • Si quieres endulzar un poco algunas de tus comidas hazlo de forma saludable. Sustituye el azúcar por fruta madura como plátano, pasta de dátil, miel.. pero siempre en pequeñas cantidades.
  • Toma preferiblemente alimentos de temporada.
  • En un menú semanal en verano es aconsejable hacer comidas sencillas ( ensaladas, pescado y carne a la plancha…) que te aportarán todas las vitaminas necesarias, te refrescaran, te ayudaran a hacer mejor la digestión y tienen más agua.

Qué debe contener tu menú semanal

Tu menú debe contener:

  • Un mínimo de 3 raciones de frutas al día, preferiblemente enteras.
  • 2 raciones de verduras al día, repartidas en comida y cena.
  • 2 – 4 raciones de legumbres  a la semana.
  • 3 – 4 raciones de pescado a la semana, variando entre pescado blanco y azul de pequeño y mediano tamaño.
  • Cereales preferiblemente integrales (pasta, arroz, pan, ..)
  • Evitar las carnes rojas.
  • Agua como bebida principal.
  • Aceite de oliva, si es posible virgen extra, para cocinar y aliñar los platos.

Si necesitas ayuda o recomendaciones de un profesional para un menús adaptados a tus necesidades, aprender a comer saludable, bajada de peso, dietas para deportistas, etc., en masvitae contamos con nutricionistas cualificados. Además contamos con el apoyo de un equipo multidisciplinar formado por médicos, fisioterapeutas, psicólogos, nutricionistas…que te asistirán y supervisarán  cada etapa del proceso adoptando los cambios necesarios.

 

Equipo Masvitae

 


pies-en-verano-1200x800.jpg
29/Jun/2022

El verano es una época delicada para los pies. Estas y otras situaciones influyen en la aparición de lesiones.

  • El cambio de tipo de calzado; pasamos de un calzado cerrado a uno abierto, además de prescindir de calcetines o medias que protegen nuestros pies.
  • El aumento de la temperatura va a repercutir directamente en nuestros pies, sobre todo si vamos por asfalto, como consecuencia del recalentamiento que estas superficie va a generar en los pies.
  • Muchas personas aprovechan sus vacaciones estivales o tiempo libre para realizar retos deportivos, rutas largas como el Camino de Santiago, senderismo… Estos retos son muy interesantes pero no están exentos de riesgo de lesión por lo que hay que tener una preparación previa y tomar algunas precauciones.

Por estos y otros motivos es muy importante el cuidado de los pies en verano para evitar que sufran.

Os contamos las lesiones más frecuentes en nuestros pies durante esta época estival así como algunas recomendaciones.

Lesiones más comunes de los pies en verano

  • Rozaduras y ampollas. Son uno de los problemas más frecuentes de los pies.  Se producen por la fricción de la piel desnuda contra el zapato o sandalia. Además del calor intervienen otros factores como que sea un calzado nuevo, una talla inadecuada, un modelo incorrecto para nuestro pie, cualquier alteración biomecánica, pie plano o muy cavo, etc.
  • Hematomas subungueales.  Son la segunda causa más frecuente de lesión dérmica en el pie debido al impacto reiterado de los dedos con la puntera del calzado, ya sea por defecto de talla como por mal acordonado. Los hematomas subungueales suelen ser muy dolorosos y es conveniente acudir al podólogo en las primeras 24 horas de su aparición para evacuar la sangre y evitar la perdida de la uña.
  • Exceso de sudoración. El calor y el tipo de calzado que  se utilice pueden incrementar la sudoración del pie, generando una humedad elevada que puede originar la formación de grietas interdigitales y favorecer el desarrollo de una infección fúngica.
  • Sequedad excesiva de la piel. Las elevadas temperaturas y el hecho de llevar los pies al aire, provocan mayor sequedad en los pies en verano.  Esto se manifiesta sobre todo en los talones, adquiriendo la piel una apariencia blanquecina por falta de hidratación y las células muertas se acumulan formando durezas (hiperqueratosis).
  • Infecciones por hongos: Su aparición se ve favorecida por la humedad y el calor, por este motivo, aparecen más con la llegada del verano;  la mas común es el pie de atleta. Aparece en los dedos y se manifiesta con picor, piel enrojecida, seca, y escamosa, olor y dolor. En ocasiones, también pueden aparecer grietas o ampollas y  también se puede extender a las uñas y causar una onicomicosis. Normalmente se adquiere en piscinas, playas, duchas, gimnasios  y baños públicos, habitaciones de hotel …
  • Verrugas plantares: Es una  infección producida por el papilomavirus. Es más fácil de adquirir en verano en lugares y zonas húmedas como las que hemos señalado en el pie de atleta.

 

Consejos de prevención 

  • Elige  un calzado adecuado, cómodo, de material transpirable, amplio, con buena sujeción y con una suela amortiguadora al mismo tiempo que flexible. Así evitaremos la aparición de rozaduras y ampollas.
  • Para evitar la sequedad del pie en verano hay que duplicar la hidratación. Recomendamos aplicar cremas hidratantes por la noche, después del baño o la ducha, con urea al 20 o 30% .
  • Sécate  muy bien entre los dedos tras la ducha y usa polvos de talco antes de calzarnos. Hay algunos que llevan productos antimicóticos que, además, van a a ayudar a prevenir  la aparición de hongo.
  • Coloca apósitos hidrocoloides en zonas con mayor riesgo de aparición de ampollas.
  • Para evitar el exceso de sudoración podemos usar desodorantes antitranspirantes que controlan el sudor y por tanto la humedad en el pie.
  • Si decides realizar senderismo o rutas largas no estrenes calzado. Utiliza calzado que ya tenga un «rodaje».
  • Si decides correr o caminar por la playa, elige la zona de arena más firme y uniforme (con menor desnivel).

Consejos de tratamiento

  • Ante una rozadura debes desinfectarla y cubrirla con un apósito.
  • Si tienes  una ampolla debes evacuar el liquido con cuidado de que no se infecte y cubrirla con un apósito. No arranques el pellejito, hay que dejar que la piel se desprenda por sí sola.
  • Si te aparecen grietas interdigitales debemos aplicar un antiséptico en ellas para facilitar su cicatrización y evitar la infección,
  • El pie de atleta, un problema típico en verano, es una infección por hongos debida a una sudoración extrema y humedad concentrada en los pies. Se trata con antimicóticos y suele curarse con constancia en el tratamiento.
  • Otra problema frecuente son los contagios del papilomavirus (verrugas plantares) que abundan en zonas húmedas y calientes como las piscinas, gimnasios, saunas, etc. En caso de aparecer se debe acudir al podólogo para su tratamiento.
  • Usa una lima o piedra pómez para eliminar la acumulación de hiperqueratosis o durezas.
Tratamiento de la verruga plantar con técnica Falknor en Masvitae

Ante cualquier lesión en la piel o en las uñas de tus pies, visita al podólogo para valorar la lesión y aplicar el tratamiento correcto.

 

Equipo Masvitae
.


mujer-en-verano-1200x800.jpg
20/Jun/2022

El verano  invita a pasar más tiempo fuera de casa, ir a la playa o piscina , disfrutar con amigos y familiares y en general, a  tener más tiempo para el ocio. Sin embargo, las altas temperaturas de esta época del año pueden poner en riesgo nuestro estado de salud y suponer un agravamiento de enfermedades previas, sobre todo en el caso de personas con enfermedades crónicas, mayores y niños. Por ese motivo tenemos que tomar algunas precauciones. A continuación te dejamos algunos consejos que te van a ayudar a cuidar tu salud en verano y puedas disfrutar de un merecido descanso sin riesgos.

 

Peligro para la salud en verano: golpe de calor

Uno de los principales peligros en verano es estar expuesto a altas temperaturas, que pueden desencadenar un golpe de calor.  Éste se produce cuando la temperatura corporal se eleva por encima de los 40ºC, causando alteraciones en el sistema nervioso central y también fallas en los procesos que ayudan a regular el calor del cuerpo. No se debe confundir con la insolación, ya que el golpe de calor se puede desarrollar incluso en la ausencia del sol, solo por el simple hecho de estar sometidos a ambientes calurosos con escasa ventilación.

Si aparecen síntomas como somnolencia, vómitos, ausencia de sudoración, debilitamiento muscular, enrojecimiento y aumento de la temperatura de la piel, mareos o pulso débil es recomendable llamar a los servicios médicos. Mientras tanto, se debe poner a la persona  en lugar fresco o a la sombra. Además, es conveniente aflojar las prendas ajustadas, ofrecerle agua si la tolera, y  ponerle paños mojados en la cabeza y el cuerpo para que le baje la temperatura.

El baño, con precaución

Otro de los riesgos asociados a esta época del año son los ahogamientos, que afectan sobre todo a niños y adolescentes, así que precaución con los baños.

Otro problema son los  cortes de digestión que se producen por una diferencia muy brusca entre la temperatura corporal y la del agua. Por tanto, os aconsejamos introducirse en el agua poquito a poco para que el cuerpo vaya adaptándose a las nuevas condiciones térmicas y no hacer esfuerzos físicos intensos ni comidas copiosas antes de bañarse. Si la persona empieza a notar malestar, dolor de cabeza, fatiga… debe salir del agua inmediatamente y pedir ayuda.

La otitis, frecuentes en los niños, también es otro inconveniente de los baños en verano. La acumulación de agua en los oídos durante los baños en playas y piscinas, junto con el calor, favorecen su aparición. Por tanto hay que evitar sumergirse en exceso y secar bien los oídos tras el baño con una toallita o con una gasa, no bastoncillos. Si aparece dolor o secreción acude a tu médico.

¡Cuidado con las medusas en las playas! La presencia de medusas en la playas es normal en los meses de verano, sobre todo en las aguas más calientes del mediterráneo. Las picaduras de medusa se caracterizan por provocar dolor, picor intenso, enrojecimiento e inflamación de la zona afectada. En caso de sufrir una picadura, o primero que hay que hacer es limpiar la zona afectada, con agua salada o suero fisiológico y retirar los restos del tentáculo con unas pinzas. También se puede aplicar frío para aliviar las molestias.

Precaución baños en verano
Precaución baños en verano

 

Evitar la exposición solar y la practica de actividad física en las horas centrales del día.

A todos nos gusta ponernos morenos, pero debemos hacerlo de forma progresiva, usando siempre protección solar de manera recurrente y evitar la exposición solar durante las horas centrales de día (12 a 16h)  cuando la intensidad de las radiaciones solares es más fuerte y la posibilidad de quemaduras solares es mayor.

Igual situación ocurre con el deporte. El ejercicio es aconsejable durante todo el año, pero en verano hay que extremar las precauciones. En primer lugar, se debe evitar  la practica deportiva durante las horas del día de más calor (12 a 16h) y escoger deportes de menor impacto, que permitan mantener el cuerpo a buena temperatura, especialmente si se padece alguna insuficiencia cardiaca u otras enfermedades crónicas.

Hidratación abundante: fundamental para cuidar tu salud en verano

Para cuidar tu salud en verano es fundamental  aumentar la hidratación.

Debido al calor y el aumento de la sudoración se recomienda un consumo de entre dos y dos litros y medios de agua al día.  Te aconsejamos:

  • No esperes a tener sed, toma pequeñas cantidades de forma continua.
  • Bebe antes, durante y después de realizar una actividad física.
  • Lleva siempre una botella de agua, principalmente en lugares muy calurosos.

Si no nos hidratamos adecuadamente, puede aparecer una grave hipotensión o pérdida de conocimiento.

hidratación en verano
Hidratación en verano

Ropa adecuada

En verano es recomendable llevar prendas frescas, cómodas y transpirables. También es aconsejable llevar gorros o sombreros que nos cubran la cabeza  para así evitar insolaciones.

Calzado adecuado

Un calzado tan popular como las chanclas puede ser muy perjudicial para nuestros pies, no abuses de su uso. Elige un calzado que te mantenga sujeto el tobillo y que sea transpirable;  los materiales ideales para zapatos y sandalias son el cuero y la tela, que se adaptan mejor al pie y permiten que el sudor se evapore. En cuanto a la suela recomendamos el caucho que nos aportará comodidad, amortiguación y flexibilidad.

Cuida tu dieta

Para cuidar tu salud en verano no puede faltar una buena dieta. La base principal de tus platos deben ser las verduras o ensaladas y la fruta. Puedes prepararlas en forma de salpicón, gazpachos, salmorejos, picadillos o ensaladas bien fresquitas que además de aportarnos una gran cantidad de vitaminas y minerales nos ayudarán a hidratarnos por su alto contenido en agua y sus azúcares nos aportarán la energía que necesita nuestro cuerpo.  Toma tu ración de hidratos de carbono (pan, arroz, pasta o patata) como acompañamiento y no como plato principal. Reduce o elimina las grasas saturadas, las salsas, los productos ultraprocesados el café, la sal, el alcohol y, por supuesto, dejar de fumar.

¡Cuidado con las intoxicaciones alimentarias! Durante el verano, se debe extremar al máximo el cuidado de los alimentos para evitar las intoxicaciones alimentarias, trastornos que se originan por consumir los alimentos en mal estado.

¡Ajusta lo que consumes!  A menor gasto calórico, menor debe ser la ingesta de calorías ¡Concédete caprichos, pero no te excedas!
Estos son algunos consejos que desde el Equipo multidisciplinar de Masvitae te queremos ofrecer para que disfrutes de una buena salud este verano. Te dejamos también un amplio repertorio de consejos que nos ofrece el Servicio Andaluz de Salud sobre Verano y Salud 2022.

Logo Masvitae Trimmed 2900px 300px_inch

"La salud no lo es todo, pero sin ella todo lo demás es nada."

Publicaciones Recientes

© Copyright 2020. RVSolutions.

Abrir chat
1
Bienvenido a Masvitae! ???? ¿En qué podemos ayudarte?